La planta Cummins de San Luis Potosí proveerá el servicio de fabricación de piezas mecánicas a través de las tres impresoras 3D de metal con que cuenta su centro de operaciones ubicado en esta ciudad.

El portal especializado en la industria de partes automotrices www.autocarpro.in indicó que la utilización de estas impresoras 3D facilitará la obtención de piezas descontinuadas o con inventarios muy escasos, lo que para las instalaciones de la empresa en la entidad será de mucho provecho, ya que una parte de sus instalaciones se dedica a la remanufactura de motores usados.

Además de las impresoras ubicadas en su planta en San Luis, Cummins tiene otra en una de sus instalaciones en Columbus, Ohio.

Las partes y motores reconstruidos, apunta el texto, son una alternativa de bajo costo para los clientes, en comparación con el uso de elementos nuevos. También requieren menos energía para producirlos.

En la planta potosina, la compañía ha construido una extensión para las impresoras, en donde se fabricarán piezas que ya no se producen o su stock ya es extremadamente limitado.

Esto implica una alternativa para clientes que buscan partes difíciles de encontrar, lo que ahorraría meses en el proceso de servicio de la planta.

El proceso que se realiza en San Luis con las impresoras 3D de metal proveerá de un aprendizaje significativo para llevar el proceso a niveles de gran volumen de producción, señala el texto.